Disentida Navidad.

Posted on 01/12/2011

1


Dadmelis A. Solórzano

@Dadsolorzano

 ¿Se siente, se siente? ¿La navidad, de verdad, está presente? Pregúnteselo ya. Entonces pasaron unos 11 meses y un día del año 2011 para que llegara el mes de los grandes y sentidos gestos, el mes de los regalos, de la compra masiva de ropa, zapatos y ropa interior amarilla, de la montada del árbol, del nacimiento, de la compra de las luces que… ¡No, no, ese panorama navideño no existe!

Veamos. Hoy es 1er. de diciembre de 2011, la alegría de la llegada del mes más esperado del año para limar asperezas con el vecino, iluminar la casa y tal ya pasó, lo que no ha pasado es lo que les describí: no hay luces, no hay compras, no hay nada. ¿Por qué? Lamentablemente la vida en Caracas, actualmente, -no sé crean que eso ha sido siempre-, ha obligado a sus habitantes a priorizar sobre asuntos más importantes en la navidades, como por ejemplo pagar las estridentes deudas, que vestir su casa de luces de colores, – que por cierto están súper caras-, o comprar el niño Jesús más bonita en la tienda de costumbre.

Esto que voy a decir es triste, pero asúmalo como propio y pa’lante: las utilidades ya se fueron y los aguinaldos se esfumarán en menos de lo que se quema uno de esos bombillos que quiere comprar para adornar su apartamento”, por eso a estas alturas de la partida navideña no hay con que comprar luz. En un pequeño recorrido por una urbanización high-medium en el Este pude comprobar que el no sólo el espíritu de la navidad se perdió, sino el dinero para comprar luces y adornar también. Qué triste.

 

Dos edificios, ¿Y los adornos?

¿Dónde están los adornos? - Foto: D.A.S

¿Un solo apartamento "adornado"? - Foto: D.A.S

Anuncios
Posted in: Animosi-Dad