¿Valores? Una palabra a rescatar.

Posted on 07/11/2011

1


Delzuyl Lamas Vargas

@Delzuyl

Hola, me llamo Delzuyl y siento que todos los valores, buenas costumbres y demás actitudes de la época de mis papás, han sucumbido ante la llegada de las nuevas generaciones de padres y madres mal encarados.

Muchas veces los padres se frustran al ver que sus hijos llegan a edades de la adolescencia y la adultez con conductas inadecuadas en cuanto al respeto por los demás, la responsabilidad, y  su actitud ante en general  la vida. Se preguntan: “¿Por qué mi hijo (a) es así?”, más no se preguntan que hicieron o dejaron de hacer durante su formación, sobre todo actualmente.

¿A cuántos caraqueños, -por no meterme con otros sitios y traumatizarlos más-, no han pisado y empujado en el metro por ejemplo, recibiendo en lugar de una disculpa una mirada penetrante que refleja un “te pisé y ¿qué?”. Apuesto que a casi todos. Este es uno de los pequeños y más insignificantes casos de la falta de valores que estamos viviendo en nuestro país.

Hace como unas dos semanas iba en el Metro de Caracas. Justo cuando me iba a montar en el vagón viene de frente una señora una niña tomada de la mano, tendría unos 8 años más o menos, me tropezó y encima de mi ropa cayó lo que parecía ser saliva, o peor, mocos de la niña que venía saliendo con su mano libre dentro de la boca. Esta situación fue sumamente asquerosa e incómoda para mi, ¿cómo reclamarle a un niño sobre sus actos cuando tiene un padre/madre que lo corrija? No pude. Esperaba que la señora le dijese a la china que se limpiara, pero es que ni eso, qué flojera le dio decir cualquier cosa a la mujer. La indiferencia se la comió en ese preciso instante y más adelante a la niña que en pocos años se convertirá en una mujer, pero de esas que no les importa nada y todo va a ser por culpa de su mamá, quien no le dio un ligero regaño de pequeña para corregirla.

Entonces salí del Metro llena de mocos, saliva, qué importa, una sustancia viscosa extraída de las mucosas de alguien más, qué asco, me dije pues si, VALORES es la palabra, esas cositas de la moral y las buenas costumbres que se supone nos enseñan desde niños y están tan ausentes en la sociedad y sobre todo en la juventud de hoy. Diariamente todos opinan y se quejan de la inseguridad, de los precios y de todo aquello que cruza el umbral de nuestras preocupaciones pero que lamentablemente no está en nuestras manos.

¿Qué pasa con esos valores y la educación de los niños que más adelante serán hombres de bien o no? Eso si es responsabilidad de todos, de cada padre, de cada hermano mayor y de todo aquel que sueñe con un mundo donde el respeto y la educación gobiernen, aunque no haya aceite o leche.

Pedir disculpas y enseñarle a tu hijo hacerlo por el pisotón revienta zapatos que le dimos al de al lado, es uno de los pequeños detalles que hacen la diferencia.  Una persona con valores arraigados no sucumbirá ante la adversidad eligiendo las opciones menos deseables como la delincuencia o la prostitución por ejemplo; con el respeto de ambos gremios pues como dice Luis Enrique “el que lleva dinero le pide al señor que le cuide y el que roba le pide al señor que le deje robar”

Estoy segura que si en cada hogar se intenta rescatar aquel respeto de la época de antaño muchas cosas cambiaran, y no solo en el metro, sino en nuestro país. Bueno, chao.

Anuncios
Posted in: Dadmelis*