Cuando dejé mi puesto.

Posted on 04/11/2011

3


Dadmelis A. Solórzano

@Dadsolorzano

Hola. Asumir en menos de dos horas que renunciaste y capaz más nunca en la vida puedas sentarte de nuevo en tu escritorio, y que tal vez se complique un poco tu vida para compartir como la hacías antes con tus compañeras de trabajo es un poco complicado. Si no me creen, pregúntenle a Vanessa.

A estas alturas de todo creo que obtener un empleo es lo que millones de jóvenes que salen de las Universidades, públicas o privadas, desean, incluso, no sólo ellos, sino los adultos contemporáneos que, aún graduados, no consiguen un empleo estable, y si lo consiguen lo que le pagan por su trabajo es miseria. Ya tendría razón Delzuyl Lamas, -una periodista y amiga-, cuando dijo que el mal pagado es el profesional y el que gana más trabaja para el Estado y es el hijo del mejor amigo del “chivo que más mea”.

Vanessa renunció, renunció a su cargo como redactora pasante, renunció a las posibilidades de beberse un vino en Navidad con nosotras acá, e incluso renunció a seguir recibiendo menciones en su cuenta de Twitter los días martes, su día especial. Lástima, pero lo importante aquí no es a lo que renunció emocional y alcohólicamente hablando, sino a la parte tangible, a su escritorio.

Le pregunté sobre lo que podría sentir al dejar su escritorio vacío, no me respondió. Entonces le di la cámara, se mostró un poco escéptica y le dije que quería que me mostrara lo que iba a dejar, hasta ese momento no asumía su partida, pero luego si lo hizo y esto fue lo que pasó.

 

“Es difícil despedirse, por eso prefiero dejar este escritorio

con la idea de regresar el día de mañana, preocuparme por

las notas que todavía no he terminado y reírme con las

ocurrencias del día…

No pienso en el mañana, sino en el ahora…

La cosa no es que siente en este momento,

sino que voy a sentir cuando no esté aquí…

Hasta luego…Vanessa Hernández

El escritorio - Foto: Vanessa Hernández

Aditamentos - Foto: Vanessa Hernández

Foto: Vanessa Hernández

Última edición - Foto: Vanessa Hernández

Anuncios
Posted in: Dadmelis*